Ingredientes


• 125 gr. de mantequilla
• 1 cebolla mediana picada
• 1 diente de ajo machacado
• 250 ml de agua
• 60 ml de vino tinto
• 1 cucharadita de azúcar moreno
• 1 cucharadita de sal
• 1/2 cucharada de pimienta recién molida
• 1/2 cucharadita de chile en polvo
• 4 gotas de Tabasco
• 2 Cucharadas de Salsa Worcester
• 2 Cucharadas de tomate Ketchup.
• Alitas de pollo
• Huevo
• Pan rallado

Elaboración


En un cazo mediano fundir la mantequilla a fuego lento. Agregar la cebolla y el ajo y cocer hasta que estén blandos, pero no dorados.
Añada el resto de los ingredientes y remueva bien. Lleve a ebullición y baje el fuego y deje que hierva a fuego lento durante 15 minutos.
Cuando la salsa esté fría, póngala en la nevera en un tarro hermético y se conservará durante 2 a 3 semanas.
Para preparar el adobo introduzca la carne en la salsa durante 2 horas y déjela en la nevera.

Limpiar las alitas de pollo y repelar subiendo toda la carne hacia una punta de la alita.
Introducir las alitas en el adobo durante 2 horas.
Pasadas las dos horas, sacar las alitas del adobo, secarlas un poco, pasarlas por huevo y pan rallado y enfriarlos y freírlas en aceite bien caliente, hasta que estén bien doradas y crujientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *