¿Cómo preparar las habas frescas?

El haba es más nutritiva que la mayoría de las verduras y su presencia es habitual en muchas recetas de cocina de una dieta mediterránea saludable

Su consumo habitual ayuda a regular muchas de las funciones de nuestro organismo.

Tiene todas las propiedades de las legumbres y es saciante, diurética y combate el estreñimiento.

Si quieres estudiar cocina y adquirir conocimientos teóricos y prácticos sobre las propiedades de las habas en el mundo de la cocina, en los cursos profesionales de la Escuela de Cocina TERRA d’ESCUDELLA te lo vamos a explicar.

Para convertirte en cocinero profesional puedes LLAMAR al 933491019 o enviar un correo a terra@descudella.com

¿Por qué es bueno comer habas?

De los diferentes tipos de legumbres, son las mas grandes que consumimos de forma corriente. Eran las únicas «judías» conocidas en Europa hasta el descubrimiento del Nuevo Mundo.

Parece ser que su origen se encuentra en Asia Occidental o Central y fueron de las primeras plantas domésticas. Hecho que facilitó la difusión en recetas de cocina de varias culturas

Su nombre técnico es Vicia faba y es fácil de cultivar en cualquier clima

Se siembran sus gruesas semillas en otoño y su temporada cubre desde finales de invierno hasta finales de primavera.

Las matas tienen un tallo erecto con hojas compuestas y flores con manchas blancas y negras. Las vainas cuando están crecidas miden de 20 a 30 cm de largo y tienen de 8 a 10 semillas

 

¿Qué beneficios tiene comer habas?

Si quieres aprender a cocinar y mantener una dieta sana y saludable, las habas son un grupo de alimentos que tienen propiedades nutricionales muy beneficiosas para nuestra salud.

  • Contienen una buena cantidad de potasio y fósforo, además de otros minerales como calcio, hierro y cinc
  • Su alto contenido en vitaminas y minerales las convierte en unas grandes protectoras de las células cerebrales. Contienen gran cantidad de vitamina B, C y ácido fólico.
  • Son alimentos ricos en aminoácidos esenciales e hidratos de carbono y son más nutritivas que otras verduras. Son saciantes y aportan mucha fibra para ayudar a la masa fecal y evitar el estreñimiento.
  • Por su poca grasa pueden consumirse sin problema en dietas bajas en calorías
  • Son diuréticas, bajan la tensión arterial y son remineralizantes
  • Además pueden prevenir enfermedades como las arritmias y ayudan a controlar los niveles de colesterol

No se aconseja consumir habas a personas propensas a sufrir gota y reumatismo. Ya que contienen un elevado número de purinas que se transforman en ácido úrico

Recetas de habas

¿Cómo podemos cocinar las habas?

Las habas con vainas tiernas pueden consumirse como si fueran judías verdes y son muy consumidas en cocina vegetariana por sus propiedades nutricionales.

Desgranadas, las habas tiernas son ideales para comer en ensaladas o tortillas con jamón serrano, rehogadas o cocidas al vapor, con aceite de oliva virgen extra.

Las más grandes suelen cocinarse hervidas porque tienen la piel más dura y son más efectivas en potajes, cremas, purés o estofados y guisos como las típicas habas a la catalana

Para evitar los gases, las habas suelen cocinarse con hierbas aromáticas o especias como hinojo, menta, comino y anís.

Además es una verdura que combina muy bien con arroz. Por lo que pueden añadirse en las paellas, consiguiendo una comida más completa y saludable, típica de una dieta Mediterránea.

Cocinar habas frescas

¿Cómo comprar y conservar las habas tiernas?

Las habas no han de poder doblarse de forma elástica. Sino que debe crujir y romperse cuando son frescas.

En cuanto a las semillas deben tener las «cejas verdes«, si están negras, es que ya son viejas y resultan más duras y arenosas

En la nevera pueden conservarse de dos a tres días.

¿Cómo cocinar las alcachofas?

¿Qué enfermedades puede provocar consumir habas?

Comer habas puede causar una grave enfermedad, el fabismo.

Aparece en personas que tienen una deficiencia hereditaria de una enzima particular.

La mayoría de las victimas son niños que viven en el sur del Mediterráneo y Oriente próximo o cuyos antepasados eran originarios de estar regiones.

Cuando se exponen a dos raras sustancias parecidas a los aminoácidos (vicina y convicina) que tienen las habas y el polen de sus flores, su organismo metaboliza estas sustancias y las transforman en compuestos que dañan los glóbulos rojos de la sangre. Provocando una grave anemia, que a veces resulta fatal.

Influencers: Los nuevos dietistas

El problema de las legumbres: La flatulencia

Varios componentes químicos de las legumbres son responsables de una molesta y a veces embarazosa consecuencia al comerlas: la generación de gases en el aparato digestivo

La causa son los hidratos de carbono no digeribles.

Todo el mundo genera alrededor de un litro de gases en el intestino, debido al crecimiento y metabolismo de nuestras bacterias intestinales.

Algunas legumbres aumentan la actividad bacteriana, debido a que contienen grandes cantidades de hidratos de carbono que nuestras enzimas digestivas no pueden transformar en azucares asimilables.

El método empleado en cocina profesional para reducir la formación de gases de las legumbres es hervirlas brevemente en un exceso de agua. Se dejan reposar una hora y luego se tira el agua. Después debemos cocinar con agua nueva.

Otras dos opciones para evitar la flatulencia es prolongar el tiempo de remojo o alargar la cocción. En todos los casos perdemos aporte nutricional pero reducimos la formación de gases.

Copyright by

Escuela de Cocina y Pastelería TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, España

93 349 10 19

terrad.es © 2021 v.4.0

7 comentarios en «¿Cómo aprender a preparar las habas frescas de forma saludable?»

Deja un comentario