cocina de primavera en barcelona

Cursos de cocina y pastelería para aficionados

Actualizado el 7 de abril de 2017

 

Cuando llega la primavera

La primavera es un periodo de transición, el paso del mundo natural del invierno, al verano. En primavera, tal como afirmaba el médico del Emperador amarillo “el pulso del estómago” debe ser hermoso y delicado como las cuerdas de un instrumento musical. Entonces será sano y estará bien equilibrado. Pero añade a continuación el aviso de que la enfermedad causada por el viento de primavera alcanzará a la digestión en verano

La primavera es la estación del crecimiento, el mundo natural empieza a abrirse y exteriorizarse, es la estación de la expansión.
Experimentamos estos cambios en nuestro cuerpo. La lentitud del invierno queda atrás, al igual que los meses de frio y penetrante humedad, y nuestra energía se reaviva.

En primavera nos encaminamos al verano, cuando la energía está en plenitud y nuestra dieta tendrá que tener preponderancia de alimentos expansivos. Los meses primaverales deben ser la época en que debemos cuidar los alimentos para realizar esta transformación y la dieta debe ser equilibrada

Comer en primavera

En primavera la energía acumulada durante los meses de invierno se libera. El cuerpo ya no necesita la grasa que ha empleado para protegerse del frio la primavera no es una estación adecuada para comer alimentos ricos en grasa. Es un periodo ideal para realizar una limpieza interior. Es época de sopas, cremas y verduras que sirven para limpiar los órganos internos y des anquilosar las articulaciones

comer en primavera en barcelona

Las recetas de la cocina de primavera deben ayudar a nuestro cuerpo a dejar atrás los meses de invierno y preparase para recibir la energía de verano.

Cursos de cocina y pasteleria para aficionados Primavera 2017

Las cocinas exóticas

Las Cocinas Exóticas

El mapa de Asia se extiende como si fuera una enorme mesa, con un mantel bordado de arrozales, cocoteros y jardines de árboles frutales, cultivos de especias, cafetales y mares rebosantes de peces. En esta gran extensión siempre han prosperado las cocinas regionales, aprovechando el máximo de los recursos locales, pero a su vez intercambiando ideas e ingredientes con las zonas vecinas. Los mejores platos clásicos tienen muchos años de antigüedad; fueron pasando del campo a la ciudad. Y con el tiempo transcendieron las fronteras de su país de origen.
Dentro del recetario podemos encontrar platos que se han ido perfeccionando durante siglos, tanto en palacios como en granjas, y gracias al aporte de chefs, amas de casa y comerciantes callejeros y filósofos

Entre las preparaciones más interesantes podemos encontrar los currys, se suelen preparar en abundante salsa condimentada con especias, espesada con ajíes picantes bien triturados y cebolla ablandada en mantequilla o ghee.
Las reglas alimentarias están sujetas a sus diferentes tradiciones religiosas: el hinduismo, el budismo o el Islamismo. La comida musulmana tubo su origen en el imperio otomano y en Persia y constituyó la base de lo que hoy entendemos como comida Mogol. Los hindúes y los musulmanes observan dietas dietéticas que les prohiben la carne de vacuno o porcina, prescriben fechas para ayunar y prefieren los vegetales y los productos lácteos. Existe la creencia de que el alma debe alimentarse tanto como el cuerpo: el ayuno y la abstención de carne alimentan el espíritu y los productos lácteos dan al cuerpo el alimento que necesitan.
Las reglas establecen un orden en el mundo y nos ayudan a utilizar de la mejor manera los recursos limitados, pero no impiden disfrutar de la comida. Durante muchos años, para los cocineros hindúes estas reglas constituyeron un desafío que fomentó su creatividad. No es de extrañar que nos encontremos con una de las cocinas más variadas e imaginativas

Debido al sintoísmo, la antigua religión mitológica y posteriormente al budismo, introducido desde china, los japoneses fueron una nación no carnívora hasta su apertura a las influencias occidentales hacia el final del siglo XIX.
En la actualidad, a pesar del crecimiento de su economía, y de la presión extranjera para abrir su mercado, Japón todavía es una nación que basa su alimentación en las hortalizas y el pescado. Cuando se emplea carne esta se corta en lonchas muy finas y por lo general se cuece con hortalizas. En consecuencia, la cocina japonés es saludable, sin ni siquiera pretenderlo.

CATALA