Ingredientes


• 200 gramos harina de trigo normal
• 300 gramos harina de trigo de fuerza (o cambiar las dos harinas por 500 gramos de harina normal)
• 230 mililitros de leche del tiempo
• 100 gramos de azúcar blanco
• 40 gramos de levadura fresca de panadero
• 40 gramos de mantequilla
• 5 gramos de sal
• 1 huevo
• Esencia de vainilla
• Aceite de girasol para freír

Ingredientes Para el glaseado


• 200 gramos de azúcar glass
• 40 gramos de mantequilla
• 2 cucharadas de agua

Elaboración


En un bol añadimos los dos tipos de harina, el azúcar, la sal y. Mezclamos con la varilla los ingredientes secos.
Añadimos la leche tibia con la levadura disuelta , el huevo y dos cucharadas de esencia de vainilla. Mezclamos con la varilla a mano, Mezclaremos durante aproximadamente 5-7 minutos hasta que consigamos la consistencia justa para que se pegue a las paredes de nuestro bol y sin embargo, no se quede muy pegada a las manos secas. Este es su punto ideal.
Añadimos un poco de harina sobre la superficie de la encimera, sacamos la masa y la volcamos sobre ella y la rebozamos sobre el harina para que se adhiera a la superficie. Una vez no se pegue la masa a las manos, añadimos poco a poco la mantequilla del tiempo (si la damos un pequeño golpe de calor en el microondas costará menos añadirla Amasamos hasta conseguir que toda la mantequilla se acople a la masa. El método más tradicional de hacerlo es: Doblamos, levantamos, golpeamos contra la encimera y la giramos, y volvemos a empezar, así hasta conseguir una masa homogénea. Paciencia porque este paso es de los más importantes. Las masa se irá haciendo más y más pegajosa , hasta deje de pegarse, aproximadamente unos 10 minutos de amasado, sin añadir más harina.

Volvemos al bol inicial, y añadimos un poco de harina en las paredes, introducimos la bola de masa, y vertemos una pizca de aceite de girasol que esparciremos por la superficie de masa con los dedos. Cubrimos con fil el bol y dejamos reposar entre una y dos horas hasta que aumente su volumen el doble o incluso el triple, procura que sea un lugar cálido para que suba antes (no aplicar calor).
Volvemos a añadir harina en la encimera o mesa y volcamos la masa, y la sacamos el aire, para ello la amasamos de nuevo y la apretamos hasta notar que no está tan expandida. Con el rodillo la estiramos hasta que la masa tenga un grosor de un centímetro.
Cogemos una tapa del colacao, vaso o molde que tenga la circunferencia aproximada a la de los donuts y vamos cortando la masa. Para hacer el agujero del medio puedes utilizar un tapon de agua
Los colocamos sobre papel vegetal para horno con un poco de harina y los pintamos con un pincel con un poco de aceite de girasol y esperamos a que doblen el volumen.
Añadimos abundante aceite a una sartén profunda, la suficiente para que los cubra, y ponemos a calentar, una vez comience a coger temperatura añadimos los donuts uno a uno. Por cada lado tendrán que freírse aproximadamente un minuto. Con cuidado los vamos dando la vuelta y una vez cojan ese color dorado tan característico los sacamos y dejamos secar con papel absorbente. y aplicamos glasa

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *