cocina flexitariana

La cocina vegetariana disfruta hoy de más popularidad que nunca, mucha literatura ha probado que el abuso de una alimentación basada en carne no es saludable , así que muchos han perdido las ganas de consumir carne y embutidos.

De acuerdo con los últimos estudios científicos, las personas que suelen equilibrar el consumo de carne enferman menos y su tendencia a padecer exceso de peso es más reducida.

Ya no hablamos del vegetarianismo como de algo asceta y aburrido y el interés que despierta la cocina vegetariana es cada vez mayor en todo el mundo. Los motivos de este fenómeno son muy variados:

  • Hay quien lo hace porque prefiere consumir menos carne por problemas de digestión
  • Hay quien lo hace como solución de dieta
  • Hay quien le preocupa la calidad y la procedencia de lo que come
  • Hay quien ve en esta dieta la solución a los posibles problemas de la alimentación mundial o degradación medioambiental
  • Hay quienes cogen esta opción porque rechazan el sacrificio de los animales, a menudo criados en condiciones de hacinamiento

Muchos vegetarianos incluyen en su dieta huevos, miel o lácteos como el queso. A quienes no consumen estos productos ni ningún otro producto que provenga del reino animal se les llama vegetarianos estrictos o veganos.
Llamamos cocina vegetariana a aquella que no incluye carne, ni pescado ni subproductos como la manteca. A partir de tan teórica definición, se ha desarrollado una sugerente cocina que aprovecha al máximo una amplia gama de productos y técnicas culinarias, y conjuga numerosas influencias internacionales.

¿Y la cocina vegetariana moderna?

La cocina vegetariana moderna es muy joven y fresca, de fácil digestión y, sobre todo muy variada. Tanto si se trata de hortalizas como patatas, crujientes ensaladas, arroces o pastas, todos ellos se transforman en platos sabrosos y elaborados con entidad propia.

Además “los cocineros creativos han enriquecido la mal llamada “cocina verde” con una serie de especias exóticas, al introducir diversas tendencias de otras cocinas internacionales y combinar los ingredientes caseros con productos de todo el mundo.

A la hora de crear las recetas hoy en dia se puede disfrutar de la accesibilidad a todo tipo de ingredientes, sobretodo por lo que representan cereales, legumbres o aceites, o en los vegetales como prueba que ahora las ensaladas puedan incluir verduras de hoja cuyos sabores van del dulce al picante y colores del verde al rubí. Cada día el abanico de posibilidades para hacernos vegetarianos se nos abre mucho más.

La cocina vegetariana moderna se inspira en estilos culinarios de todo el mundo, lo que hace que la dieta sea variada y flexible, con una amplia gama de sabores y posibilidades que van de los salteados orientales, rápidos y crujientes, y las aromáticas recetas con cereales de la India y Oriente Próximo, a las deliciosas y coloridas verduras del litoral Mediterráneo o al rabioso picante de los chiles americanos. Incluso una técnica tradicionalmente cárnica como son las barbacoas, ofrecen hoy en día unas alternativas vegetarianas. El hecho de introducirse en la cocina vegetariana permite descubrir gran cantidad de técnicas e ingredientes que no usamos habitualmente en las dietas tradicionales.

Sin embargo pero incluir también algunos elementos de carne y pescado en una dieta no la hace menos sana, al revés permite seguir la recomendación médica de la variedad. Así es como nace el flexitarianismo.

Panqueque

¿Qué es el flexitarianismo?

El flexitarianismo es una nueva forma de comer, ligada al vegetarianismo, que está dando que hablar, ideal para todas aquellas personas que se preocupan por sus hábitos alimenticios, quieren cuidarse y estar sanos, sin dejar de disfrutar de elementos de carne y pescado.
La cocina flexitariana utiliza un 25% de proteínas animales presentándose como una forma menos radical del vegetarianismo, que  ha conseguido un gran número de seguidores en los últimos años.
¿Quién inventó el término?  Parece ser que este palabro se utiliza ya desde 1992 y se lo debemos a la periodista Linda Anthony, que escribió un artículo en la ‘Austin American Statesman’ titulado ‘ Acorn sirve comida flexiteriana’, en referencia a un restaurante que elaboraba una cocina creativa y basada fundamentalmente en vegetales, cereales y legumbres, aunque con una ligera presencia de productos de origen animal.
La cocina flexiteriana es ideal para quien no desea abandonar complemente su alimentación a base de proteína animal.
Lo que pretende la cocina flexitariana es buscar un equilibrio, así que todo se basa en la elección de productos equilibrado y posiblemente de temporada, sin dejar atrás las ventajas para la salud que tiene una alimentación variada y el impacto ambiental positivo que deriva de la reducción del consumo de carne y pescado.

¿Existe una forma acertada de cambiar de dieta?

No. Solo hay una forma acertada para cambiar nuestra dieta: encajar este estilo de alimentación en nuestra vida y en el de nuestra familia.
Otros casos son los de personas con problemas de salud, cuya dieta ya es mejor mirar con un médico.

Es aconsejable no abandonar de la noche al día los productos animales y renunciar a la carne y al pescado, introduciendo poco a poco un mayor numero de verduras y alimentos integrales, la mejor forma es ir probando la introducción de este tipo de platos poco a poco. Si estás pensando en una alimentación flexitariana, empiece con los alimentos que más les gustan, e introduzca poco a poco los alimentos menos usuales.
Tanto si los cambios son menores o son drásticos, recuerde que las primeras veces que prepare una receta o utilice un nuevo alimento tardará más tiempo, pero no desespere, todo es empezar.

Es mejor la cocina flexitariana de la vegetariana?

Todo depende de vuestras exigencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *