Ingredientes


• Láminas de pasta de canelón
• 600 g de espinacas congeladas
• 400 g de champiñones
• 100 g de cebolleta
• 150 ml de vino blanco
• 100 g de zanahorias
• 1 bote de tomate frito casero
• 1 diente de ajo
• Pimienta negra
• 1 guindilla cayena
• 120 g de jamón cocido artesanal
• 120 g de queso de barra light
• 120 g de queso rallado light
• 2 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración


Cocemos la pasta en abundante agua y sal, enfriamos, escurrimos y reservamos

Cocer las espinacas y las zanahorias en agua hirviendo durante un minuto y reservar.
Pochamos la cebolla, el diente ajo y la guindilla en una sartén unos minutos.
Añadimos los champiñones y rehogamos unos minutos y añadimos el vino blanco, dejamos guisar hasta que se hagan y reservar.
En una bandeja de horno ponemos una capa de las láminas de pasta ya precocinadas.
Seguimos con otra capa de jamón cocido y el queso.
Lo cubrimos con las espinacas, luego los champiñones.
Una capa de tomate frito.
Una capa de láminas de lasaña.
Tomate de nuevo y por últimos lo cubrimos con el queso rallado.
Lo metemos al horno durante 25 minutos a 200ºC de temperatura y terminamos gratinando cinco minutos más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *