Ingredientes


• 12 láminas de pasta verde.
• 1 cebolla.
• 400 g. de calabaza.
• 400 g. de calabacín.
• 4 tomates secos.
• 75 g. de piñones.
• 8 hojas de albahaca.
• 500 ml. de leche evaporada.
• 30 g. de harina.
• 30 g. de mantequilla.
• 100 g. de queso rallado.
• Agua.
• Vino blanco.
• Nuez moscada.
• Sal.
• Pimienta.
• Perejil.

Elaboración


Cortar la cebolla en brunoise y rehogarla durante 15 minutos. Incorporar la calabaza cortada en brunoise y dejar cocinar 10
minutos. Añadir el calabacín en brunoise y cocinar a fuego lento hasta que esté tierno. Recuperar los jugos con el vino blanco y cuando se haya evaporado el alcohol añadir 100 ml. de leche evaporada. Remover y cocinar a fuego lento hasta que llegue a ebullición y quede todo ligado. Retirar del fuego y reservar.
Tostar los piñones e incorporarlos a la verdura. Picar los tomates secos y las hojas de albahaca y añadirlos a la verdura. Ajustar de sal y pimienta y reservar.
En una cazuela, poner la mantequilla a fuego lento hasta que se funda, añadir la harina y cocinarla a fuego lento durante cinco minutos sin dejar de remover. Verter el resto de la leche evaporada y cocinar la bechamel durante 10 minutos a fuego
lento. Retirar del fuego y ajustar de sal, pimienta y nuez moscada.
Cocinar las placas de pasta en una olla con agua hirviendo, una pizca de sal y un chorro de aceite de oliva durante 20 minutos. Remover de vez en cuando para evitar que se peguen las láminas. Escurrir y reservar sobre el mármol engrasado.
Montar la lasaña intercalando láminas de pasta con el relleno. Cubrir con la bechamel y el queso rallado y hornear hasta que
el queso quede gratinado.

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *