Ingredientes


• 120 g de harina
• 2 huevos
• 50 g de azúcar
• 1/2 sobre de levadura Royal
• 4 manzanas reinetas
• 1 mango
• 1 pellizco de sal
• 50 g de mantequilla
• 1 cucharada de esencia de vainilla líquida
• 100 ml de leche entera
• 1 cuchara de canela molida
• 100 g de mantequilla (base galleta)
• 1 cucharada de Ron (base galleta)
• 20 galleta tipo María o tostada (base galleta)

Elaboración Para la base de galleta


Derretimos la mantequilla (usad el microondas, Con la picadora trituramos las galletas y añadimos por encima la mantequilla derretida.
Añadimos unas gotas de ron.
Cogemos la mezcla de galleta y la repartimos por la base de un molde desmontable grande (en este caso era de 18 cm, con el de 22 cm también vale, pero te queda más fina). Apretamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos e introducimos al horno unos 10 minutos a unos 180º para que se endurezca y se evapore un poco el líquido sobrante.
Sacamos el molde y dejamos enfriar para rellenar con la crema con las manzanas y mango
En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que doble su volumen, cuando ya estén así añadimos la leche y mezclamos bien con la batidora.
En el mismo bol introducimos un pellizco de sal, la mantequilla líquida y la cucharada de esencia de vainilla. Batimos todo hasta que no queden grumos.
Mezclamos la levadura con la harina tamizada y la echamos al bol anterior, volvemos a batir. Dejamos reposar 10 minutos.
Mientras reposa pelamos las manzanas y quitamos el centro de las mismas. Las cortamos en láminas, con un tamaño similar a una patata frita. Juntamos en un bol los trozos de manzana con la canela. Removemos con la mano hasta que quede todo bien mezclado.
Quitamos la cáscara del mango y cortamos en láminas finas. Colocamos estas láminas de mango encima de la base de galleta, intentando que toda la base quede cubierta sin ningún hueco.
Añadimos la crema con las láminas de manzana al recipiente con la galleta y el mango. Apretamos un poco las manzanas para que quede compacta.
Precalentamos el horno a 200º durante 5 minutos. Introducimos el bizcocho en el horno (opción de calor arriba y abajo, en la bandeja media del mismo) a 190º durante unos 35 minutos.
Los 5-10 últimos minutos cubrimos el bizcocho con un poco de papel de aluminio y bajamos la temperatura a 170º para que no se nos queme Dejamos enfriar durante una hora.

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *