Ingredientes


• 1 Morcilla
• 2 manzanas golden
• 600 grs. de cebolla morada
• 1 rollo de masa quebrada
• 150 g. de queso Idiazabal
• 4 huevos
• 200 ml. de nata para cocinar
• Sal
• Pimienta negra molida
• Aceite de oliva virgen extra
• 1 anís estrellado

Elaboración


En una sartén al fuego con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, añadimos la cebolla picada en juliana, dejamos que sude y se poche bien.
Hay dos opciones: o lo tienes 4 horas a fuego lento y remueves de vez en cuando, o lo haces a fuego fuerte durante 2 horas removiendo con frecuencia y estando muy pendiente. Tiene que quedar casi una mermelada, añadiendo unos pellizcos de sal, pimienta negra molida y un anís estrellado
Ponemos otra sartén sin aceite a fuego medio, abrimos la piel de la morcilla y vamos deshaciendo el relleno en la sartén con ayuda de una cuchara de madera. Tenemos que conseguir que se desgrane bien el contenido. Añadimos las manzanas cortadas en dados. Saltemos todo durante unos minutos
Echamos los huevos en un bol y añadimos la nata, una pizca de sal y pimienta negra molida. Batimos la mezcla enérgicamente, añadimos la cebolla caramelizada y la morcilla con manzana.
Untamos un molde con mantequilla o un poco de aceite y adaptamos la masa quebrada a la forma del molde. Pinchamos con un tenedor y le ponemos un papel de horno y peso para que no suba. Horneamos 8 minutos vigilando que no se dore.
Sacamos el molde con la masa que acabamos de hornear y vertimos en su interior el relleno que guardábamos en el bol. Distribuimos uniformemente el relleno de masa con morcilla y manzana. Horneamos a 180º durante entre 10/15 minutos, según el tipo de horno. Vigilar que no se queme la masa. Sabremos cuando está cuando pinchemos con un palillo la tarta y salga seco. Si sacáis el palillo húmedo dejar en el horno unos minutos más

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *