Ingredientes


• 1 pollo grande troceado
• 12 avellanas
• 6 dientes de ajo pelados partidos en dos
• 2 hígados de pollo
• 1 galleta maría
• 1 puñado de hojas de perejil
• 1 pizca de nuez moscada
• 1 cebolla roja hermosa picada
• 3 clavos de olor
• 1 vaso de vino oloroso
• 1 cucharilla de café de pulpa de pimiento choricero
• 2 huevos cocidos y picados
• Harina
• Aceite de oliva
• Sal

Elaboración


En el fondo de una olla con aceite, dorar primero los ajos durante 3 o 2 minutos y después las avellanas y los hígados de pollo, escurrirlos a un mortero.
Mientras, salpimentar los pedazos de pollo y enharinarlos.
Añadirlos a la olla y rehogarlos suavemente sin que se quemen.
Añadir al mortero la galleta, el perejil, la nuez moscada, majar.
Una vez sofrito el pollo, retirar a una cazuela y en la cazuela, en el fondo de aceite, añadir la cebolla picada, el choricero, los clavos de olor, sal, sofreír durante 5 mn.
Añadir el contenido del mortero, el pollo reservado, añadimos el vino oloroso.
Cubrir con agua, o caldo de ave
Guisar durante 40 mn.
Espolvorear con el huevo muy picado y rectificar la sazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *