Ingredientes


• 300 g. de harina
• 200 g. de mantequilla
• 50 g. de azúcar
• 25 ml. de vino dulce
• 25 ml. de zumo de naranja
• Ralladura de naranja
• Azúcar glas para espolvorear

Elaboración


Tamizamos la harina y la ponemos en un bol, añadimos el azúcar, la mantequilla cortada en trozos, debe de estar muy fría, y la trabajamos por el método de arenado. Añadimos el zumo y la ralladura de la naranja y el vino dulce. Juntamos la masa hasta que estén todos los ingredientes bien integrados. No se puede trabajar.

Envolvemos la masa con un film transparente y la dejaremos reposar durante 1 hora en el frigorífico. Reposar 1 h. en nevera o 10 min. en congelador.

Recuperar la masa y estirar entre dos hojas de guitarra o papel sulfurizado y dar un pliegue simple. Si es necesario, espolvorearemos con un poco de azúcar glas

Repetir operación, estirar entre 2 hojas de papel sulfurizado y dar un pliegue simple. Si es necesario, espolvoreamos con harina.

Si la temperatura de la masa nos lo permite estirarla ya al grosor definitivo, 0’5 cm. (si está demasiado blanda, reposar de nuevo en nevera).
Troquelar con cortapastas cuadrado y depositar en bandeja de horno con papel sulfurizado, dejando separación de 2 cm. entre piezas, pues se expande al cocer.

Reposar 15 min. en nevera, troquelado y en bandeja, antes de cocer.
Introducir en horno precalentado previamente a 220ºC, bajar temp. a 170ºC, unos 20 min. Al salir del horno, pasar ligeramente por azúcar glace. Enfriar.
Una vez frías, espolvorear con azúcar glace, tamizando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *