Ingredientes


• 6 alcachofas.
• 2 dientes de ajo.
• 1 cebolla.
• 2 zanahorias.
• 50 g. de nueces.
• 40 g. de orejones.
• 40 g. de ciruelas.
• 400 g. de arroz redondo.
• Vino blanco.
• 1 l. de caldo de verduras.
• 12 tomates secos en aceite.
• 60 ml. de aceite de oliva.
• 15 g. de piñones.
• 2-3 hojas de albahaca.
• 15 g. de parmesano.
• Zumo de medio limón.
• Sal.
• Pimienta.

Elaboración


Limpiar las alcachofas y cortarlas en cuartos. Calentar aceite en un cazo hasta que esté tibio. Introducir las alcachofas y confitarlas a fuego lento con los dientes de ajo durante 30 minutos.
Cortar la cebolla y las zanahorias en brunoise y rehogarlas durante 20 minutos a fuego lento. Incorporar las nueces, los orejones y las ciruelas troceados y cocinar a fuego medio hasta que cojan color. Añadir el vino blanco y dejar que reduzca.
Incorporar el arroz y las alcachofas y cocinarlo durante un par de minutos. Añadir un poco del caldo caliente y cocinar, sin dejar de remover, a fuego lento hasta que el arroz lo absorba. Ir añadiendo el caldo poco a poco y removiendo hasta que el
arroz esté hecho.
Trocear los tomates y ponerlos en un mortero con el ajo, los piñones, la albahaca, el zumo de limón, el parmesano, la sal y la pimienta. Majar todo e ir vertiendo poco a poco el aceite hasta que coja consistencia.
Cuando el arroz esté listo, retirarlo del fuego y añadir poco a poco el pesto mientras se remueve hasta que quede todo integrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *