el 8 de octubre de 2015
Requiere ,
para ocho personas.

Dulces pecados

El fervor con el que los castellanos celebran el consumo de dulces tiene en ocasiones algo de culto religioso. Las pastelerías presentan sus pasteles y sus bombones con todo tipo de artículos religiosos, con tal variedad como si estuvieran destinados a los ejércitos celestiales. En la elaboración de los dulces, cada aldea, cada franja de terreno, cada ciudad recurren a su tradición. Muchas recetas ya han caído en el olvido desde tiempo atrás y algunas elaboraciones solo se preparan en determinadas ocasiones.
Son sobre todo, las monjas de los conventos castellanos las que han conservado una impresionante variedad de recetas. En realidad las costumbres religiosas influyen en los usos cotidianos y en los dulces de un país. En todas las comarcas españolas los pasteles, las pastas y los dulces están íntimamente ligados con las fiestas de los patronos de los pueblos y ciudades, como las Cocas de Sant Joan.

Ingredientes Rosquillas de San Froilán

140 gr de harina.
• 75 gr de mantequilla.
• 270 ml de leche entera.
• 1 cucharadita de sal.
• golpe de licor (ron o agua de azahar).
• huevos
• Aceite de girasol para freír.

Ingredientes Para la cobertura

35 ml agua.
• 120 gr de azúcar glas.
• Papeles de magdalena para ayudar a freírlas.

Elaboración Rosquillas de San Froilán

En un recipiente a fuego medio colocamos la mantequilla, sal, leche y licor. Removemos y esperamos a que hierva. En ese momento añadimos la harina y removemos hasta que se integre y se forme una pasta que se despega sola de las paredes. Entonces apagamos el fuego y dejamos enfriar 15 minutos.
Añadimos los huevos uno a uno hasta integrarlos en la masa Colocamos esta pasta en una manga pastelera con una boquilla rizada. Formamos un aro de masa en la base un papel de magdalena. Repetimos con cuantos papeles necesitemos para acabar la masa.
En una sartén con abundante aceite de girasol ya caliente colocamos una rosquilla boca abajo es decir el culo del papel hacia arriba. Cuando se vaya dorando notaremos que el papel se va despegando (si no lo hiciese tenemos que sacarla y despegarlo nosotros).
Una vez dorada una cara y sin papel, les damos la vuelta para dorarla por la otra cara. Las dejamos reposar en un plato con papel de cocina absorbente

Elaboración cobertura

Mezclamos el agua con el azúcar y batimos bien hasta que se forme una crema, luego pintamos cada una de las rosquillas con esa crema con ayuda de un pincel

¿QUIERES SABER MAS SOBRE NUESTROS CURSOS DE PASTELERIA Y REPOSTERIA PROFESIONAL?

Deja un comentario