Ingredientes


• 400 g de fresones
• 100 g de azúcar
• 1 limón
• 10 ml de vinagre de manzana
• 1 vaina de vainilla
• 250 g de creme fraiche

IngredientesPara el crumble


• 20 g de té matcha
• 200 g de harina
• 100 g de mantequilla
• 1 huevo
• 80 g de azúcar
• 50 g de almendra en polvo
• 100 ml de agua

Elaboración


Ponemos a macerar los fresones cortados con el azúcar, las semillas de vainilla, el zumo de limón y el vinagre de manzana, en el frigorífico durante 30 minutos aproximadamente.
Cuando haya pasado este tiempo, reservamos 3 fresones y trituramos el resto con un poco de agua para que no quede muy espeso.
Por otro lado, ponemos la harina en un bol con la mantequilla fría en dados. Mezclamos con los dedos hasta que esté todo bien integrado.
Añadimos al bol el azúcar, una pizca de sal, la almendra y el té. Mezclamos.
Agregamos el huevo y amasamos. Si vemos que la masa está muy seca podemos añadirle un poco de agua fría. Volcamos sobre la tabla y terminamos de integrar los ingredientes.
Hacemos una bola y con ayuda de un poco de harina y el rodillo la estiramos fina.
Horneamos a 200ºC durante 15 minutos.
Después, dejamos enfriar y rompemos.
Para terminar, servimos la sopa de fresones y decoramos con una bola de creme fraiche, los fresones, la vaina de vainilla y el unos trocitos del crumble de té.

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *