el 4 de junio de 2018
Requiere ,
para cuatro personas.

Usos culinarios de las cerezas

Las cerezas son una exquisitez y normalmente se consumen como fruta fresca. Si se les extrae el hueso se pueden combinar en macedonias de frutas y servir mezcladas con yogur, cuya acidez resalta y contrasta el dulce sabor de la fruta.
En postre suelen usarse en su forma de conserva, ya que al natural no dura mas de dos o tres días.

Las variedades dulces son ideales para consumirlas al natural y las ácidas para preparar mermeladas y confituras, adornar pasteles o tartas, cocinar y preparar salsas como el escabeche de cerezas, sorbetes, etc. Las variedades dulces combinan perfectamente con el chocolate, como en el caso de Moullerux de chocolate y cerezas. Con las guindas pueden prepararse salsas agridulces para acompañar carnes de caza como el pato o jabalí.

Ingredientes para la base

· 200gr de harina
· 100 gr de mantequilla
· 1 huevo
· 2 c.s. de azúcar
· Raspa de limón

Para el relleno

· 300gr de cerezas
· 30 gr. de azúcar
· 5 c.s. de miel
· 5 c.s de kirsh
· 3 huevos
· 100 gr mascarpone
· 2 dl de nata para montar.

Elaboración Tarta de cerezas

Para la base de la tarta mezclar la harina con la mantequilla formando migas. Añadir el huevo y el azúcar y la raspa de limón. Mezclar formando una bola fina y uniforme. Encamisar un molde de 20 cm de diámetro y forrar con la masa estirada. Pinchamos el fondo con un tenedor. Precocemos al horno 10 min a 180ºC.
Para el relleno de la tarta sacamos los huesos de las cerezas. Batimos el azúcar con el mascarpone. Añadimos la miel, el kirsh, y los tres huevos. Batimos hasta que quede homogénea. Rellenamos la base y metemos al horno a 180º C durante 35 min. Decorar con nata montada.

Deja un comentario