Ingredientes Para la base


• 250 g de galletas María
• 140 g de mantequilla
• 30 g de cacao en polvo

Para la mousse


• 500 g de yogur griego de stracciatella (4 unidades 125g c/u)
• 200 g de azúcar
• 100 ml de leche
• 8 Láminas de gelatina
• 500 ml de nata
• 100 g de chocolate en virutas

Para la cobertura


• 150 ml de nata
• 200 ml de chocolate
• 40 g de mantequilla

Para la decoración


• Chocolate en virutas
• Frambuesa crunch

Elaboración Para la base


Trituramos bien las galletas, las pasamos a un bol y le añadimos el cacao en polvo. Derretimos la mantequilla al microondas y una vez líquida, la agregamos a las galletas trituradas. Mezclamos con la lengua repostera hasta que esté todo integrado, la ponemos en la base del molde y enfriamos en nevera.
Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría, escurrir e introducir en la leche caliente. Mezclamos bien y reservamos.
En un bol añadimos la nata bien fría, batimos a velocidad media-alta durante 2 minutos, es el momento justo de añadir el azúcar en forma de lluvia y terminamos de montar.
Una vez esté templada la leche con la gelatina, la añadimos a los yogures griegos de stracciatella.
Mezclamos muy bien hasta que la leche se integre completamente en el yogur. Añadimos la mezcla poco a poco sobre la nata y la integramos con movimientos envolventes.
Reservamos unas virutas de chocolate para la presentación final, y el resto lo añadimos a la mousse. Integramos las virutas con movimientos envolventes con delicadeza para no bajar la mezcla.
Sacamos de la nevera el molde con la base de galleta y vertemos la mousse por encima. Movemos un poquito el molde para que se nivele la mousse y la tapamos con film transparente. Una vez lista, la llevamos a la nevera durante 4 horas .

Para la cobertura


Ponemos el chocolate en un bol grande. Calentamos la nata y vertemos sobre el chocolate, reposar un minuto.
Con unas varillas removemos hasta obtener una ganache sin grumitos. Para darle un poquito de brillo a la cobertura, le agregamos la mantequilla y removemos hasta que quede bien integrada.
Una vez cuajada la mousse, vertemos con cuidado la ganache por encima, expandimos bien de manera uniforme. Y llevamos a la nevera hasta que la vayamos a servir.
Espolvoreamos las virutas de chocolate que habíamos reservado, en el centro, y para darle una chispa de color y sabor, decoramos con estas frambuesas crunch .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *