Ingredientes Para la masa


• 200 g de harina de todo uso
• ½ cucharadita de sal,
• 100 g de mantequilla fría cortada en cubitos
• 60 g de queso Gruyère rallado
• 1 huevo
• 1 o 2 cucharadas de agua caliente

Para el relleno


• 30 espárragos verdes finitos
• 250 g de mascarpone
• 1 cucharada de leche entera
• 1 yema de huevo
• 1 diente de ajo picado
• 50 g de queso parmesano
• 4 cucharaditas de aceite de oliva
• Sal y pimienta.

Elaboración


Poner en un bol la harina, la sal, la mantequilla y el Gruyère rallado y frotar hasta formar unas migas. Añadir el huevo batido y una de las cucharadas de agua caliente e ir amasando rápidamente hasta formar una bola, lo justo para combinar los ingredientes.

Envolver la bola de masa en papel film y refrigerar hasta que esté firme, como unos veinte minutos más o menos. Cuando pase el tiempo estirarla entre dos films de cocina con un rodillo y extenderla lo más fina posible en el molde, recortando lo que sobra. Volverla a la nevera mientras que se prepara el relleno. Precalentar el horno a 180 grados

En un bol colocar el mascarpone, la leche, la yema de huevo batida y el diente de ajo picado muy fino. Remover y añadir extendida sobre la base de masa.
En una sartén añadir dos cucharaditas de aceite de oliva y saltear los espárragos verdes unos minutos con sal y pimienta. Colocarlos haciendo un círculo encima de la base y espolvorear con el parmesano rallado y el resto del aceite de oliva. Hornear durante 20 minutos o hasta que veáis los bordes de la masa dorados

Consultala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *