Ingredientes


• 200 g de cebolleta picada muy fina
• 100 g de pimiento verde picado muy fino
• 800 g de ventresca
• 1 diente de de ajo picado
• 1 Kg. de tomate frito
• 1 cayena
• 50 g de aceite de oliva

Elaboración


Colocar en una sartén baja el aceite junto al ajo y la cayena.
Dejar que empiece a bailar el ajo, agregar la cebolla, el pimiento y sudar durante unos 20-30 minutos a fuego bajo hasta que esté bien compotado.
Agregar el tomate frito y cocinar fuego lento durante unos 10 minutos más.
Triturar todo bien y colar.
Poner a punto de sal y azúcar si fuera necesario.
Limpiar la ventresca de las partes menos nobles, quitarle las espinas y sacarle la piel.
Cortar en unos 8 o 10 trozos y marcar en una sartén antiadherente sin aceite por la parte que le hemos quitado la piel durante unos 20 segundos dejando dorada ese lado y crudo el otro.
Meter dentro del tomate con la parte dorada hacia arriba y cocinar unos 2 minutos, no más para que mantenga toda su jugosidad.
Se podría meter la ventresca sin marcar en la sartén, directamente cruda a la salsa de tomate. En ese caso, a los dos minutos hay que darle la vuelta a cada lomo para que se acabe de hacer por los dos lados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *