Ingredientes


• 1 kilo de alubias de Tolosa
• 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
• Sal
• Un puñado de piparras
• 1 morcilla de cebolla
• 4 chorizos

Elaboración


Lavamos bien las alubias de Tolosa y escurrimos (esta alubia es pata negra y no necesita estar a remojo ni un minuto), ponemos en una cazuela el quilo de alubias de Tolosa y cubrimos con cinco litros de agua del grifo, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y ponemos la cazuela a fuego fuerte sin tapar hasta que rompa a hervir
Una vez que rompe a hervir con fuerza bajamos el fuego y sin tapar la cazuela cocinamos a fuego bajo de 3 horas y media a 4 horas, sin añadir sal ni remover las alubias, durante la cocción únicamente se debe “menear” la cazuela como si estuvieses preparando un pil pil, meneamos de vez en cuando la cazuela lo cual facilitará que el caldo vaya engordando de un modo natural sin necesidad de añadir nada ni pasar alubias, es parte de la magia de las alubias de Tolosa.
Mientras se cocinan las alubias ponemos a fuego bajo la morcila y cuatro chorizos en una cazuela y cubrimos con agua, mantenemos la cocción durante una hora sin pinchar ninguno de los ingredientes (si lo haces perderán todo el sabor). Esto es al gusto, puedes añadir tocino, panceta o lo que te de la gana, también se suele acompañar de berza picada fina y blanqueada unos minutos, Después de varias horas cantando en la cazuela: “plop, plop, plop”, una vez transcurrido el tiempo de cocción las alubias de Tolosa deben quedar como el chocolate espeso, pura crema, le damos el punto de sal, servimos los sacramentos en un plato aparte y acompañamos con las guindillas.

Deja un comentario