cocina de otoño en barcelona

Cursos de cocina y pastelería para aficionados

Actualizado el 18 de octubre de 2018

¿Qué vamos a aprender a cocinar en este curso para aficionados?

Llega la Navidad, tiempo de reunirse con la familia y de degustar en nuestra mesa los platos más exquisitos. Para ello nada mejor que demostrarlo con nuestras mejores creaciones culinarias, comprando materias primas de primerísima calidad y con perfectos puntos de cocción.
Cataluña cuenta con una gran variedad de productos, muchos de ellos protegidos con DO., que son garantía de sabor natural. De esta forma satisfacemos a los paladares más exigentes, aunque en la mayoría de casos sean preparaciones tradicionales y artesanales.

En este curso de cocina para aficionados, pretendemos realizar alrededor de unos 60 platos de elaboración fácil y sencilla en la mayoría de los casos, en el que incorporaremos diferentes preparaciones navideñas de distintos territorios.
Se trata de un curso de cocina para principiantes práctico regido por los principios de proximidad y simplicidad. Acompañado de conocimientos básicos de cocina, buen humor y buena compañía.

Si quieres ver nuestra propuesta de otros años puedes verla aquí Recetas de cocina de Navidad

Nuestras preparaciones tradicionales

Las pulardas asadas y rellenas de compotas navideñas, los pavos asados, los corderos, los medios cochinillos y las presas ibéricas son los cortes y productos que en estos días ocupan nuestras mesas.

De entre todas podemos destacar la pularda, ave muy apreciada en la alta gastronomía. Se trata de una gallina muy joven, de seis a nueve meses, con una carne de sabor delicado y buen tamaño. Se suele rellenar de los mejores ingredientes, sirviéndose tanto caliente como fría.

El pavo es otro producto de estas fiestas, oriundo de México, llegó a Europa el primer tercio del siglo XVI a través de los jesuitas. En aquella época se convirtió en una exquisitez de la gastronomía, sólo reservado para la monarquía y la alta sociedad. Sólo un tiempo después comenzó a asociarse su consumo a la Navidad

El cordero, el cochinillo y la presa Ibérica, son otras de las posibilidades junto con el cuarto de lechal asado. El Cordero lechal es el que aún no ha sido destetado. Suele tener entre 4 o 5 semanas y su peso oscila entre los 5,5 Kg. y los 8 Kg. Es un plato típico de la cocina castellana. El cochinillo es un plato típico de Castilla, especialmente Segovia, donde pueden encontrarse auténticos templos gastronómicos dedicados a su degustación. La presa de cerdo ibérico es uno de los mejores cortes de este animal, que por su sabor, textura y color sonrosado se ha convertido en una propuesta gastronómica de plena actualidad

El capón es el gran bocado exquisito, con una historia asociada a los señores feudales y ricos hacendados. El capón es un pollo de corral que ha sido castrado cuando tiene un mes de vida Así se facilita su engorde y que su carne sea mantecosa y delicada.

cocina de otoño en barcelona

Recetas con aromas de Navidad

Las costumbres y los platos que se sirven en Navidad difieren mucho de una comunidad autónoma a otra, y más aún de un país a otro.

  • En Cataluña y en casi todo Levante, la Noche buena casi no se celebra, en cambio el 25 de Diciembre se sirve un gran banquete, que empieza con una enorme olla o escudella (patata, col, carne de vaca, cerdo, gallina y cordero, tocino y butifarras). A continuación de esta ligera entrada se come pavo relleno. Al día siguiente, San Esteban, que también se celebra, se aprovecha el caldo de la escudella para hacer una buena sopa, seguida de los famosos canalones elaborados con las carnes sobrantes del puchero y del pavo.
  • En Valencia y Murcia las carnes se sirven picadas y trinchadas con piñones en forma de grandes albóndigas ”pilotas”.
  • En las Islas Baleares, el día de Navidad se conmemora con lechona o Pavo relleno.
  • En el Centro de España tiene tanta importancia la comida de Navidad como la Noche buena. Pero por la noche, el menú consiste en coliflor, repollo, lombarda o cardo, seguido de bacalao o besugo y pollo o pavo. Al día siguiente se come cordero asado. En la Mancha, la caza prima sobre las aves de corral. Los extremeños, por ser los conquistadores, fueron los primeros en adoptar el pavo. En Noche buena lo sirven trufado, y antes, criadillas de la tierra y cardo. En Navidad hacen un arroz caldoso y la famosa caldereta de cordero.
  • En Aragón y toda la Ribera del Ebro, toman cardo con almendras y jamón y después el ternasco.
  • En la Andalucía marinera se sirve la sopa de pescado, pargo encebollado o pescados cocidos. Después una buena pepitoria de gallina o pollo. En el interior domina el caldo cocido con albondiguillas y después la famosa pepitoria de gallina o pavo.
  • Los vascos, que hacen tan poco tiempo respetaban la vigilia de Navidad y tomaban coliflor o berza para empezar y después sopas de ajo con bacalao o besugo asado, hoy también han incorporado el capón o pavo relleno.
  • Santander hace tanto honor al caldo de lacón como a la berza o a la caldereta. Los gallegos rematan la faena con los famosos capones de Villalba y la comida del 25 con un pantagruélico cocido de pollo, lacón, ternera, grelos, patatas y chorizos.

Y para postres: dulces de Navidad

Los populares turrones son de herencia árabe y tienen su antecedente en el alajú, cuya fórmula consistía en un azumbre de miel y una y medio de avellanas o almendras tostadas; mientras que los principales ingredientes son la almendra, ya sea entera o molida y la miel. El libro de Sent Soví, referente de nuestra cocina autóctona menciona ya que el siglo XIV existían vendedores ambulantes de turrones
Un siglo más tarde las ciudades de jijona y Alicante se convirtieron en las capitales turroneras de España, que es como decir del mundo, ya que sólo hay preparaciones parecidas en algunos países de Hispanoamérica y el nougat del sur de Francia. Las formulas clásicas son el turrón de Alicante, conocido familiarmente como el duro, compuesto por almendras enteras y miel. El turrón de jijona en el que las almendras están molidas, y el de guirlache, una variante del turrón e Alicante que sustituye la miel por azúcar caramelizado y a veces se decora con confites de colores. El turrón de yema tiene un color amarillo como resultado de la adición de yemas a la masa de almendra molida y miel

El mazapánmazapán se compone de una masa de almendra, azúcar y una pequeña cantidad de clara de huevo que permite darle formas diferentes, generalmente animales que se doran en el honro. Es claramente inspiración árabe aunque se dice que fueron los napolitanos, y especialmente Catalina de Médicis cuando acudió a Francia (con un ejercito de cocineros) para casarse con el futuro rey de Francia, Enrique II, quien llevo la fórmula del franchipan, un dulce parecido al mazapán. En España tiene fama los mazapanes de Toledo, donde a pesar de ser un dulce estacional, se venden todo el año.

Los polvorones y mantecados son de origen andaluz y llevan ingredientes mucho más humildes. Los polvorones elaborados con harina tostada, manteca de cerdo y azúcar, que forman una pasta que tras la cocción en el horno se convierten en polvo en la boca, de donde reciben su nombre. Los mantecados tienen una textura más húmeda debido a la presencia de huevo entre sus ingredientes.

Otros dulces populares de Navidad

Existe otra variedad de dulces navideños consistentes en masa de hojaldre rellena de almendra y yema, son las famosas hojaldrinas o empanadillas. El piñonates que recuerdan a los panellets de Cataluña, de masa de almendra cubierta de piñones. Y no hay que olvidar los roscos de vino, rosquillas con la característica de estar aromatizadas con vino y anís.

El popular roscón de reyes no tiene un origen claro, aunque se cree que es una variación de las tortas de las fiestas saturnales que consumían los nobles y plebeyos. Estas tortas debían llevar en el interior un haba y quien la encontraba se convertía en el rey o reina de las fiestas, tradición que se conserva en Francia. En Cataluña, el tortell de reís consiste una rosca de masa de levadura y frutas confitadas que también llevan sorpresa, pero el que la encuentra no se convierte en el rey, sino que está obligados a comprar otro roscón para compartir con al concurrencia Este roscón marca el fin de las fiestas.

CATALA

Copyright by

Escuela de Cocina TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, España

93 349 10 19

terrad.es © 2018 v.2.1