Las cocinas mediterráneas

Hablar de dieta mediterránea es hablar de nuestro estilo de vida. Puesto que la cocina mediterránea no sólo es uno de los y tras analizar las opiniones de los clientes, creemos que el impacto de la modelos alimentarios más saludables del mundo,modelos alimentarios más saludables del mundo, sino una forma de entender la vida y unas costumbres de los diferentes pueblos de nuestro litoral.

Actualizado el 7 de junio de 2019

¿Qué vamos a aprender a cocinar en este curso para aficionados?

La cocina mediterránea es el fruto de la influencia de todas las civilizaciones que han pasado por nuestro mar, celtas, iberos, griegos, romanos y árabes. Culturas que sentaron las bases de como entendemos la trilogía, pan aceite y vino, siempre presentes en nuestra cultura.

A esta riqueza de las distintas culturas que recalaron en la costa mediterránea, debemos añadir la importancia del descubrimiento de América, con la aparición de productos tan importantes para nuestra cultura como la patata, el pimiento y el tomate, entre otros.

Siglos después, nuestra dieta mediterránea sigue siendo una de las formas de alimentación más alabadas e imitadas internacionalmente por sus grandes beneficios. Los estudios del Consejo Europeo de la Alimentación confirman que los europeos que siguen este tipo de dieta, viven más tiempo que el resto de las personas.

En cierto modo, es una forma de defensa ante esta globalización del tercer milenio, es una trinchera de resistencia ante el irremisible deterioro de los sabores que configuran nuestra cocina mediterránea.

Si quieres ver nuestra propuesta de otros años puedes verla aquí Recetas de cocina Mediterránea

¿Que es la dieta Mediterránea?

El mediterráneo siempre ha mezclado sus ideas culinarias creando unas fronteras gastronómicas bastante difusas. En diferentes poblaciones de un mismo país, incluso entre diferentes países, existen grandes similitudes culinarias entre platos y preparaciones. Es más, en diferentes zonas mediterráneas podríamos degustar los mismos productos sin importar su origen.

Por extraño que parezca, la cocina mediterránea se ha catalogado numerosos veces, habitualmente por ignorancia, como una dieta aburrida, austera y sobria. Los motivos de esta errónea clasificación suele basarse en ideas poco sólidas e incluso a veces falsas. Suele criticarse por la falta de mantequillas, cremas de leche y carnes.

Lo cierto es que la dieta Mediterránea es una cocina con mucho color, y sobre todo variada, y hasta el día de hoy, la dieta más sana y saludable que podemos encontrar.

dieta mediterránea

La falsa dieta Mediterránea

Por absurdo que parezca, la mejor cocina Mediterránea se puede disfrutar en las montañas que deslumbran por encima de los pinares, en pequeñas poblaciones lejos del mar, y en particular, en ciudades que se abren en sus orillas.

Es allí donde todavía la encontramos en estado puro. Una forma de comer en la que soñamos la mayoría de nosotros cuando pensamos en el Mediterráneo. Desde estas poblaciones, a lo lejos, observamos una Comercial Dieta Mediterránea, que no se basa en los principios gastronómicos que le dieron vida, sino en una mezcla de comida rápida, comida rentable y comida basura.

Unos rasgos comunes nos unen

Identificamos una cocina Mediterránea por unos rasgos característicos independientes del lugar que visitemos. Ante todo, debemos estar sentados y preparados para disfrutar de forma tranquila los suculentos platos que nos ofrezcan.

No se concibe degustar una Dieta Mediterránea con prisas y sin estar sentados alrededor de una mesa. Probablemente comencemos con «un picoteo«. Tal vez unas aceitunas o un pescadito frito – y un buen vaso de vino, blanco, rosado o tinto, la elección depende de ti, pero siempre de calidad.

Aparecerá algún plato desbordante de ajo y de hierbas aromáticas, un poco de pescado o carne asada al carbón o leña, acompañada, siempre de una colorida ensalada variada. De postre nada más simple y maravilloso que fruta fresca de temporada.

No hay ninguna necesidad de que este tipo de comida se limite a un recuerdo idílico de la cocina de nuestra abuela. Es muy fácil crear una comida mediterránea en casa, siempre y cuando se obedezca una regla básica: comprar los mejores productos de la estación. Los Mediterráneos somos grandes compradores. Este atributo es el que caracteriza la calidad de nuestra comida, de nuestra dieta.

Consejos para seguir una dieta Mediterránea.

  •  Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición. Es un alimento rico en Vitamina E, betacarotenos y grasas vegetales moninsaturadas, que aportan propiedades cardioprotectoras.
  • Consumir alimentos vegetales en abundancia, frutas, verduras, legumbres y frutos secos. Se aconseja consumir a diario 5 raciones entre todas.
  • El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta arroz y productos integrales). Nos aportan parte de la energía diaria para nuestras actividades.
  • Los alimentos de temporada, pocos procesados, frescos y locales son los más adecuados, para poder disfrutar todos los nutrientes, sabor y aroma.
  • Tomar diariamente productos lácteos, principalmente yogur y quesos, que son excelentes fuentes de proteínas de alto poder biológico, minerales (calcio, fósforo, etc.) y vitaminas.
  • La carne roja debe consumirse con moderación y a ser posible como parte de guisos con verduras y cereales.
  • Se recomienda el consumo de pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana y de huevos con moderación
  • La fruta fresca debe ser el postre habitual de las comidas y una alternativa muy saludable es tomar también a media mañana y a la hora de la merienda. Ocasionalmente se pueden tomar pasteles y otros postres lácteos.
  • El agua es la bebida por excelencia y fundamental en el mediterráneo. El vino es también un alimento tradicional que se puede consumir con moderación y siempre en el contexto de una dieta equilibrada.
  • Realizar actividad física todos los días, adaptada a nuestras necesidades es muy importante para conservar una buena salud.

CATALA

Copyright by

photo of

Escuela de Cocina y Pastelería TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46     Teléfono 93 349 10 19

08027 Barcelona, España

terrad.es © 2019 v.3.4