¿Qué se hace en un curso de cocina profesional?

Debemos retroceder muchos años atrás, para encontrar el inicio del interés por los cursos de cocina.

Aunque faltan datos «oficiales«, podemos decir que a finales de los años 80 o inicios de los 90, el «boom» por aprender a cocinar, despierta el interés de muchos cocineros aficionados.

El impulso que adquiere la cocina profesional, el reconocimiento de muchos Chef de Cocina Españoles que suben al «estrellato Michelin» y la continua aparición de programas de televisión relativos al mundo de la cocina, elevan a la Gastronomía al pódium de las artes más populares.

Si quieres saber que se estudia en los cursos de cocina profesionales, en este artículo de la Escuela de Cocina TERRA d’ESCUDELLA te lo vamos a explicar.

Para convertirte en cocinero profesional puedes LLAMAR al 933491019 o enviar un correo a terra@descudella.com

El interés por estudiar cocina profesional

Este interés por estudiar cocina y aprender técnicas culinarias nuevas, ha disparado en pocos años la aparición de todo tipo de Escuelas de Cocina y Aulas Gastronómicas, que imparten cursos para cocineros novatos y aficionados.

Cada vez más la formación en cocina es clave para la inserción laboral.

Aprender cocina es un placer y una suerte, o al menos así deberíamos entenderlo. Ya que son actividades que están ligadas a nuestra condición humana.

Además, esta educación y conocimientos también nos serán válidos para resolver los conflictos que encontraremos a lo largo de nuestra vida.

Aunque lo curioso de estudiar, es que no valoramos la importancia de la educación hasta que no la recibimos. Como nos ha pasado debido a la pandemia sufrida por el Covid-19

Estudiar permite desmontar mitos y fomentar un pensamiento crítico.

 

 

Requisitos para impartir cursos de cocina

Pero este auge por las artes culinarias incluye un factor engañoso.

¿Cómo se da una clase de cocina?

Para enseñar a cocinar no sólo se necesita entusiasmo y generosidad, también se requiere experiencia.

Espero que no suene pretencioso, pero me cuesta mucho trabajo entender que se pueda enseñar algo, que jamás se ha vivido.

Obviamente estoy simplificando y generalizando mucho, ya que es una situación compleja de explicar en la que intervienen otros factores.

Muchos de estos cursos de cocina para principiantes, están impartidos por personas ajenas al mundo de la cocina profesional. Profesores de cocina que nunca han ejercido ni como cocineros y menos aún como Chef.

No discuto su formación académica, ni el dominio de las técnicas de cocina más creativas. Sólo cuestiono si la falta de experiencia profesional, les permite llamarse Chef o impartir clases de cocina como profesores.

Ya que a fecha de hoy, la experiencia laboral, es un requisito imprescindible para acceder a muchos puestos de trabajo en Cocina.

Requisitos para dar clases de cocina

Formación en las Escuelas de Cocina

Las Escuelas de Cocina y Pastelería profesional formamos a nuestros estudiantes de cocina en conocimientos teóricos y prácticos de diversos ámbitos.

Realizando prácticas de cocina reales en el propio Centro de Formación, como en el caso del Restaurante Pedagógico de la Escuela de Cocina TERRA d’ ESCUDELLA. O bien mediante prácticas externas, protegidas por los convenios de prácticas, los estudiantes mejoran sus conocimientos y entran en contacto con el mundo laboral.

Todos aquellos que vivimos profesionalmente del mundo de la cocina, incluso con una limitada capacidad pedagógica, somos capaces de transmitir estos conocimientos de una forma real y diferente a Internet.

Ya que nuestra experiencia profesional nos permite ver la Hostelería y la alta cocina de una forma distinta.

Como Director de Escuela, avalo la formación que impartimos los Centros de Hostelería de Barcelona y lo necesarios que somos para la mejora de nuestra Gastronomía.

Pero en toda formación existe un puente entre Escuela y realidad.

Aunque los ámbitos de enseñanza y laboral están regidos por diferentes criterios y no podemos aplicar las mismas normas, la falta de experiencia laboral por parte de quienes debemos formar a los estudiantes de cocina, puede crear un grave problema en su aprendizaje.

Tras batir récords en la apertura de Escuelas de cocina, la actividad docente puede entrar en caída, si no somos capaces de garantizar la calidad de nuestra formación.

Además, las perspectivas para los próximos años, no mueven al más mínimo optimismo.

¿Cómo hacer un plato creativo de forma sencilla?

¿Cómo crear un curso de cocina profesional?

No es fácil organizar un curso profesional de cocina. Para ello debemos saber que es lo primero que debemos enseñar en gastronomía.

Si decides estudiar y quieres aprender cocina, nosotros te exponemos las siguientes razones para apuntarte a un curso de cocina profesional:

  • Debe existir un contenido teórico suficiente para desarrollar la parte práctica de tu formación. No puede haber práctica sin teórica.
  • Debes exigir que te enseñen a limpiar. La limpieza de una cocina es un aspecto fundamental. Diariamente generamos toneladas de basura y suciedad. Y una de las funciones más importantes de un cocinero es eliminarlas de su puesto de trabajo.
  • Han de enseñarte la manipulación de los alimentos. La higiene es el punto más serio de la cocina. Los alimentos, las superficies de trabajo y nosotros mismos somos fuentes de intoxicación alimentaria. Por eso identificamos y vigilamos los puntos críticos.
  • Deben formarte para mantener ordenada la cocina y tu puesto de trabajo. Sin orden no hay disciplina y sin disciplina aparece el Caos. La organización y el orden en cocina forman parte de la «Mise en Place». Y la «Mise en Place» es el Dios de la Cocina
  • Es imprescindible que te enseñen a revisar neveras y congeladores. Mantener los alimentos en perfectas condiciones mejora la experiencia gastronómica y la calidad sanitaria, reduciendo los costes en cocina. No sólo se trata de comprar, sino de aprender a conservar los alimentos
  • El cuidado del material de cocina es otro punto clave en tu aprendizaje como cocinero profesional. El activo Fijo de una cocina es el coste más alto de la inversión de un Restaurante. Al material no sólo le aplicamos los costes de compra, sino también los costes de financiación, amortización, mantenimiento y reparación. Un mal uso de este material, reduce los beneficios de la empresa.
  • Debe potenciar el pensamiento crítico. Estudiar no es memorizar, sino entender la utilidad de lo que aprendes. No debemos reducir el contenido teórico a una descarga de Internet. Una parte muy importante de tu formación es aprender a pensar
  • Debes exigir que tu formación práctica tenga una utilidad inmediata. Instagram y Youtuve está repleto de recetas de cocina que son inviables e imposibles reproducir en un restaurante.

En una fotografía o en un video de cocina entra todo. Pero como cocinero profesional debes ser capaz de ejecutar los platos diariamente con el mismo coste y la misma calidad. Si no puedes, no son útiles para tu Restaurante.

Por eso es prioritario que tu formación empiece por lo más básico. Con el tiempo adquirirás técnicas de cocina creativas más complejas

  • Te deben enseñar que el cliente está por encima de todo y tú jamás estás por encima del cliente. Somos cocineros profesionales. No somos actores, ni escritores, ni presentadores, ni Chef egocéntricos.

Somos cocineros y nos dedicamos a la cocina.

  • Los números son importantes en un formación como cocinero profesional. Los Restaurantes están muy lejos de ser una ONG.

Un porcentaje muy alto del éxito de la Gestión de un Restaurante está en los controles numéricos que efectúes. Estas KPs deben ser vigiladas en todo momento y son un aspecto básico en tu formación profesional.

Que no te vendan la moto en cocina

El desconocimiento de la Cocina

Muchas de las ideas equívocas que seguimos teniendo sobre el mundo de la cocina, provienen de dogmas y mitos que se han transmitido de generación en generación, a través de la sabiduría popular

Además muchos conocimientos que adquirimos por otras fuentes, suelen ser escasos, desactualizados o incluso erróneos.

Más allá de estos concepto erróneos, mucha enseñanza de cocina está basada en la memorización o repetición de palabras sin explicación ninguna.

Cuando se extendió el uso de Internet, se habló de le era de la información. Creíamos que el acceso fácil y rápido a un gran volumen de información, resolvería muchos problemas sobre nuestra falta de conocimientos.

Años más tarde hemos convertido la falta de información en cocina, en un exceso de desinformación

Es cierto que Internet es una herramienta maravillosa para comunicarnos y poder acceder a una información sobre cocina inimaginable. Pero debemos saber distinguir la que es cierta de la que no le es.

Internet es una arma de doble filo. Ya que igual que transmite información puede crear bulos o desinformar a gran escala.

Si utilizáramos el pensamiento critico, podríamos plantearnos más a menudo si la información gastronómica que recibimos a través de internet, es realmente cierta.

Aunque en la mayoría de los casos preferimos tirar por la calle del medio, que siempre  es la salida más cómoda. Sin embargo este método no siempre es fiable

Recetas cocina en Inetrnet

La importancia de la credibilidad

¿Qué criterio utilizamos para valorar la información que recibimos sobre la cocina?

Normalmente nos basamos en la credibilidad de la fuente de información.

Sin embargo algunas fuentes de información gozan de una mayor credibilidad que otras. Y eso no siempre nos garantiza buenos resultados.

¿Cómo podemos comprobar si esa información es cierta?

No es fácil. Sobre todo si desconocemos el tema del que queremos buscar información o si desconocemos las personas que nos la facilitan.

Ese es el problema de muchos videos de recetas de cocina de youtuve.

Algunas personas no se plantean dudas, porque dan credibilidad a toda información gastronómica que aparece en internet/youtube. Obviamente esta decisión no garantiza que la información sea cierta

Cualquier persona puede grabar un video de cocina y subirlo a Internet. Al menos dentro de unos limites.

Incluso algunas personas que dudan de la información, le otorgan credibilidad en función de los seguidores, número de visualizaciones, el numero de me gusta o incluso de los comentarios.

El problema es que la mayoría de los votos están basados en el mismo criterio, ninguno.

Además estos vídeos de cocina se repiten a menudo, con una gran difusión a través de las redes sociales. Y desmentir su veracidad es muy costoso.

La fiebre del clik en Internet, los teléfonos móviles, las redes sociales y los libros de recetas de cocina han supuesto un verdadero cambio en la forma de aprender a cocinar y transmitir la información gastronómica

Además, para atraer a nuevos seguidores, mucha de esta información es sensacionalista y a veces incierta, al menos en lo que respecta a los titulares. Y precisamente es a la que prestamos más atención

Pero no podemos culpar sólo a Internet de la cantidad de desinformación que existe alrededor del mundo de la cocina. Donde se nos hace difícil saber el nivel de rigurosidad.

Algunos programas de televisión, revistas y libros también contribuyen a ello.

Aunque afortunadamente la mayoría de libros de cocina están escritos por cocineros acreditados, no es extraño encontrar libros de recetas o dietas milagro de personas ajenas al sector.
En algunos casos, es fácil saber el nivel de rigurosidad, ya que si dice que aprender a cocinar es fácil, pero no habla de técnicas de cocina ni tiempos de cocción, lo más probable es que sea poco riguroso

La falta de rigor que existe respecto a la Cocina Profesional, impulsada por algunos medios de comunicación, en muchos casos desafían los contenidos que transmitimos las Escuelas de Cocina, contribuyendo a una gran cantidad de desinformación.

Además generan dudas, sobre si es necesario estudiar para trabajar en cocina profesionalmente y eso supone un enorme problema.

Copyright by

Escuela de Cocina y Pastelería TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, España

93 349 10 19

terrad.es © 2021 v.4.4

Un comentario en «¿Qué se aprende en un curso de cocina profesional?»

Deja un comentario