Ingredientes


• 3 calabacines grandes
• 1 puerro grande
• 2 cebollas
• 1 pimento rojo y otro verde
• 2 dientes de ajo
• 1/2 litro de vino tinto mencía
• 1 cucharilla de comino molido, 3 hojas de albahaca fresca y una cucharada de orégano molido.
• 150 ml de aceite de oliva virgen extra
• Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Elaboración


Cortamos los calabacines a lo largo vaciamos y asamos en horno a 200 grados unos 10 minutos y reservamos

Lavamos muy bien las verduras. Picamos todo en tacos de tamaño similar. Añadimos aceite de oliva virgen extra a la cazuela y sofreímos el ajo, puerro, las cebollas y los pimientos a fuego lento, hasta que se doren. Tardarán entre 5-10 minutos. Añadimos la pulpa del calabacín unos 5 minutos sin dejar que se queme la cebolla y los pimientos. Rectificamos sal y pimienta y que reduzca un poco.
Escaldamos los tomates, les quitamos la piel y los troceamos también en dados. Removemos todo con suavidad y añadimos los tomates, el vino mencía, el orégano picado, comino molido y unas hojas de albahaca. Dejamos que se cocine durante 15 minutos más hasta que reduzca y añadimos una cucharada de azúcar para corregir la acidez que le da el tomate.
Apartamos del fuego y reservamos para el montaje final.

Rellenamos los calabacines con el pisto añadimos queso y gratinamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *