Ingredientes


• 15 calçots
• 1 caballa fresca si puede ser grande
• ½ Escarola
• Aceitunas negras
• Laurel

Para el Romesco


• 4 tomates
• 1 cabeza de ajos
• 1 c.s de pulpa de ñora
• 10 almendras peladas tostadas
• 10 avellanas peladas tostadas
• 1 rebanada de pan tostado o 2 galletas
• 3 c.s. de vinagre
• 6 c.s de aceite de oliva
• Sal

Elaboración


Limpiar los calçots de arena y raíces. Ponerlos sobre una placa de horno. Cocerlos 10 min por cada lado. Dejarlos enfriar.
Llevar a ebullición una olla con agua, sal y laurel. Cocer la caballa sin tripas a fuego moderado. Cuando la piel de la cola se despegue de la espina apagamos el fuego y dejamos enfriar.
Separamos los filetes y los cubrimos con aceite de oliva.

Para el romesco asamos los tomates junto con la cabeza de ajos en una cazuela de barro.
Cuando el tomate esté tierno añadimos el vinagre y dejamos evaporar 2 min. Trituramos el tomate, ajos, ñoras, almendras, avellanas y pan tostado.
Limpiamos y secamos la escarola.
Montamos un timbal con los calçots la escarola y la caballa. Aliñamos con romesco y aceitunas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *