Ingredientes


• 500 g de chipirones
• 100 g de harina
• 100 g de mantequilla
• 200 ml de nata
• 600 ml de leche entera
• 2 dientes de ajo
• Tinta de calamar
• 2 huevos
• Pan rallado
• Aceite de oliva
• Sal

Elaboración


Haremos un roux con la mantequilla y la harina, para ello calentamos la mantequilla, con una gota de aceite en una cazuela, añadimos una pizca de sal y harina. Mezclar bien y dejar cocer 10 minutos a fuego suave. Calentar la leche con la nata, y cuando esté a punto de hervir, ir añadiéndola cazo a cazo a la harina, sin dejar de mover con una cuchara de madera. El fuego debe estar muy suave, porque la bechamel no puede hervir.
Cuando veamos que queda una crema brillante espesita, añadir los restos de chipirones y la tinta de chipirón, mezclar bien. Retirar del fuego, extender en una fuente, filmar y dejar enfriar. Meterla en la nevera y dejar que repose de un día para otro.
una vez fría la masa la boleamos al gusto.
Batimos los huevos en un bol y preparar otro con abundante pan rallado. Pasamos las croquetas por harina huevo y pan rallado y las freímos en abundante aceite de girasol a 170º, pasamos a papel absorbente y emplatamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *