Ingredientes Para la masa


• 220 g de harina
• 10 g de levadura fresca de panadero
• 3 cucharadas soperas de leche a temperatura ambiente
• 4 huevos
• 80 g de mantequilla blanda + 10 g para engrasar la placa del horno
• 30 g de azúcar
• un pellizco de sal
• azúcar para decorar

Para la crema pastelera


• Medio litro de leche
• 4 Yemas de huevo
• 100 Gramos de azúcar
• 50 Gramos de harina tamizada
• 1 Cucharilla de esencia de vainilla

Elaboración Para la masa


Comenzaremos disolviendo la levadura en la leche a temperatura ambiente. En un bol grande echamos la harina, la sal, el azúcar, y uno de los huevos. Removemos con una espátula hasta que veamos los ingredientes mezclados. Añadimos otros dos huevos de uno en uno y la mantequilla cortada en trozos y por último la levadura disuelta. Vamos amasando intentando no incorporar mucha cantidad de harina hasta formar una bola, amasamos unos minutos hasta que la veamos lisa y dejamos fermentar durante una hora y media o dos en un lugar templado.
Una vez levada la masa desgasificamos con los nudillos apretando el aire de la masa y le damos forma de bola con la superficie lo más lisa posible dejándola ya en la bandeja del horno engrasada y aplastándola ligeramente para que quede de forma más aplanada. La pintamos con el huevo que nos había quedado y volvemos a dejarla fermentar durante otra hora. Precalentamos el horno a 180 grados y horneamos durante veinte o veinticinco minutos.
Una vez fuera del horno la cortamos con un cuchillo de sierra a la mitad y la rellenamos con la crema pastelera, salpicándola de azúcar glas o blanquilla para decorarla.

Para la crema pastelera


Ponemos la mitad de la leche a hervir con el azúcar y la esencia.
En la otra mitad de la leche disolvemos la maizena con la yemas de huevo, cuando hierva la leche, la echamos en la mezcla fria, batimos, llevamos a ebullición hasta que espese a fuego medio o bajo reservamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *