el 7 de junio de 2018
Requiere ,
para cuatro personas.

Nociones culinarias sobre compotas y frutas escalfadas

El escalfado es un sistema fácil y clásico de transformar frutas frescas firmes o secas en un postre suculento. La fruta se cuece lentamente en un almibar de azúcar. A continuación el liquido escalfado, se reduce para crear un almíbar más concentrado, que acompañara a las frutas. En el almíbar del confitado se pueden añadir especias, hierbas aromáticas, cortezas de cítricos para complementar el sabor de las diferentes frutas.
También puede sustituirse parte o la totalidad del agua de cocción por un vino u otro alcohol, como en el caso de las peras al vino tinto.

Ingredientes Manzanas en almíbar

· 1 botella de sidra
· 150 g de azúcar
· El zumo de ½ limón
· La cáscara de 1 naranja
· 4 manzanas Golden

Elaboración Manzanas en almíbar

Echar la sidra en una cazuela.
Añadir el azúcar y el zumo de limón colado. Calentar a fuego fuerte.
Por otro lado, lavar la naranja y secarla. Sacar tiras de la piel con un pelador y añadirlas a la sidra.
Llevar el almíbar a ebullición y remover de vez en cuando. Dejar en infusión unos 10 minutos fuera del fuego.
Mientras, pelar las manzanas, partirlas por la mitad y quitarle los corazones.
Cortar las medias manzanas en 4 trozos bastante gruesos.
Introducir con cuidado las manzanas en el almíbar caliente. Llevar de nuevo a ebullición a fuego medio y dejar pochar de 3 a 5 minutos a fuego lento.
Comprobar con la punta de un cuchillo si están cocidas. En cuanto se vean tiernas pero firmes, retirarlas.
Disponer las manzanas pochadas en un plato, bien extendidas y dejar que se enfríen. Servirlas con el almíbar y unas tiras de cáscara de naranja como adorno.

Deja un comentario