Receta de rissoto de remolacha ys almón ahumado

 

el 10 de abril de 2018
Requiere ,
para cuatro personas.

¿Qué es un risotto?

El arroz sigue siendo uno de los cereales más consumidos en todo el mundo, ya que su versatilidad en la cocina que admite cientos de elaboraciones diferentes. Casi todos los países mediterráneos poseemos una receta excepcional y tradicional para elaborar arroz. Pero cuando el risotto se puso de moda y pareció surgir una alternativa a la clásica paella de marisco.
Se trata de un entrante fabuloso, un plato principal contundente, incluso en su versión de postre. El risotto es así de versátil, y casa con cualquier ingrediente que le quieras añadir, aunque el risotto de setas supera a todos los existentes.
Con la peculiar receta del risotto se consigue un arroz cremoso o meloso en su exterior como consecuencia de aplicar técnicas que favorecen la salida del almidón del arroz y un interior más al dente, como les gusta a los italianos tomar los platos con hidratos de carbono.

Ingredientes Risotto de remolacha

· 2 cebollas
· 1 remolacha cruda
· 250 gr de arroz bomba
· 800 ml de caldo
· 100 gr de salmón ahumado
· 50 gr de mantequilla
· 100 gr de crema agria

Para el caldo

· 2 remolachas crudas
· 1 zanahoria
· 1 cebolla
· 1 rama de apio
· 1 l de agua

Elaboracion caldo del Risotto de remolacha

Cortar las verduras en macedonia y cocer partiendo de agua fría unos 45 minutos.
Colar y reservar el caldo.

Para el risotto

Cortar la cebolla en císele y la remolacha pelada en macedonia
Rehogar unos 30 minutos en la mitad de la mantequilla y agregar el arroz.
Rehogar unos 2 minutos y mojar con 1/3 del caldo.
Remover hasta que haya evaporado toda el agua y repetir operación.
Seguir el mismo proceso hasta que pierda el agua y repetir de nuevo.
En este momento el arroz debe estar casi al dente. Ajustar de sazón y añadir el resto de mantequilla.
Apagar el fuego y mantener unos 2 minutos de reposo.
Servir en plato y colocar la crema agria encima decorando con unas tiras de salmón ahumado en juliana.
Decorar con eneldo fresco.

Deja un comentario