salmorejo con langostino

Como siempre Tomás me acoge en la cocina con una sonrisa, me anima a que me moje las manos para probar a limpiar un pescado o anima alguno a intentar ser cocinero. Hace pocos años era un alumno de la Escuela Terra de Escudella y ahora, tras trabajar con Berasategui, Jordi Cruz y Los Hermanos Roca se ha convertido en uno de sus profesores. Así que he decidido hacerle algunas preguntas:

Ser cocinero: un oficio espectacular de mucho estudiar

Siempre he tenido una relación estrecha con la cocina, desde mi infancia.

Mi madre me inculcó la importancia de saber cocinar. Así fui creciendo y con ello, mis inquietudes por seguir aprendiendo, incluso cosas que para mi madre también eran desconocidas.

Decidí apuntarme a una Escuela de cocina, no para ser cocinero si no para seguir progresando y comprender. Una vez finalizado con éxito mi primer año, decidí que a partir del segundo también trabajaría como cocinero (me enganche).

1. ¿Cual ha sido el aprendizaje más valioso de tu formación en cocina?

Mi formación la considero muy buena y a la vez dura, porque tenía que compaginarla con el trabajo, situación que la Escuela conocía y por su parte recibí toda la ayuda necesaria.

Enseguida comprendí la filosofía de la escuela. Para mi, poder estudiar algo que me entusiasmaba tanto, sencillamente era un premio. Intentaba ser aplicado y me esforzaba mucho sobretodo en aquellas asignaturas que no se me daban bien.

El mejor aprendizaje creo que ha sido para mi, el poder comprender los ingredientes y sus reacciones, de alguna manera la Escuela me «preparó» para seguir aprendiendo.

DIMENSIONES DE LA FORMACIÓN

2. La vida en la cocina, es de verdad tan espectacular como nos la pintan en la tele? Debe de ser un oficio más duro de lo que parece…

La cocina pienso que es un oficio más duro de lo que la televisión nos está haciendo ver, tanto por horarios como condiciones laborales.

Pero depende en qué tipo de cocinas trabajes, también es cierto que puede llegar a ser espectacular y adictivo.

ser cocinero, hermanos roca

3. ¿Cual es el plato que más despierta en ti un recuerdo y la receta que más amas cocinar?

El plato que más recuerdo es el mar y montaña (pollo con langostinos) para navidad, y el que más cariño y respeto le tengo es el salmorejo de mi madre, nunca he podido igualarlo.

4. ¿Hay que seguir estudiando para el oficio de la cocina o una vez que te sabes lo fundamental sólo es cuestión de usar tu creatividad?

Pienso que la Escuela te prepara precisamente para seguir formándote el resto de tus días (pero depende de tus inquietudes).

Si uno como estudiante no ha entendido esto, con suerte llegará a ser un cocinero mediocre o del montón, con todos mis respetos.

CUALIDADES DE UN BUEN COCNERO

5. ¿Cuanto cuentan los ingredientes en una cocina y cuanto la habilidad del cocinero?

Todo es muy  importante, pero un cocinero en todo momento tiene que demostrar habilidad, tenga los ingredientes que tenga.

Unos buenos ingredientes en manos de un cocinero sin habilidad o poco técnica, sencillamente es una combinación perdedora.

LA COCINA DEL DETALLE

6. ¿Si pudieras dar un consejo a un chico que se está planteando la posibilidad de ser cocinero, cual sería?

Si simplemente se lo plantea, le expondría primeramente la realidad del oficio y luego que él decida. De todas maneras le aconsejaría que pruebe.

Al final el único consejo válido es intentar hacer las cosas y no pensar en cómo hubiese sido si…

Copyright by

Escuela de Cocina y Pasteleria TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, Espana

93 349 10 19

terrad.es © 2019 v.3.4

Un comentario en “Ser cocinero: un oficio espectacular de mucho estudiar

Deja un comentario