Terra d’Escudella cumple 25 años

Desde su nacimiento en 1994, la Escuela Terra d’Escudella ha intentado ser un referente en Barcelona, dentro del sector formativo de la cocina y la pastelería.

El futuro era incierto hace 25 años. Pero teníamos mucha ilusión, era difícil, pero aquellos que fundamos esta Escuela, sabíamos que trabajando tendríamos posibilidades de éxito. Gracias a nuestro profesorado, a nuestros alumnos, nuestros colaboradores y a todos los que confiaron en nosotros ayer,  hoy podemos celebrar este 25 aniversario.

Continuamos a la cabeza de los Restaurantes Pedagógicos de Barcelona, con nuestro menú Degustación en el Salón Terra.

Nuestros objetivos siguen siendo los mismos que hace 25 años: la educación y formación teórico y práctica orientada a Cocina y Pastelería. Mediante un modelo de enseñanza personalizada queremos que nuestros alumnos puedan adquirir las competencias profesionales necesarias para desarrollar su actividad laboral.

El objetivo está cumplido, pero solo a medias. Todavía estamos deseando poder impartir una formación de calidad, a nuevos alumnos que quieran confiar en nuestra Escuela y seguimos trabajando para que todos aquellos que deseen formarse en Cocina y pastelería puedan cumplir su objetivo. Una nueva generación de profesores siguen trabajando para que todos aquellos alumnos que durante 25 años se han formado en nuestra Escuela, puedan sentirse orgullosos de nuestra empresa.

FELIZ  25 ANIVERSARIO A TODOS!

Nuestra Escuela Terra d’Escudella  ha evolucionado con el paso del tiempo. Mejorando nuestras antiguas instalaciones en la Calle Masferrer, con unas instalaciones más profesionales en la Calle Bofarull. Hemos mejorado y ampliado nuestras ofertas formativas profesionales con nuevos cursos y horarios para ofrecer constantemente facilidades y ventajas a los alumnos. Prueba de ello es la valoración que año tras año realizan nuestros alumnos.

El precio económico sigue siendo un objetivo de la formación

Pero en la Escuela Terra d’Escudella somos inconformistas y seguimos mirando al futuro con optimismo escuchando vuestras propuestas. Seguimos trabajando para ofreceros una formación en cocina y pastelería de calidad pero a unos precios asequibles.  

De esta forma intentamos dar una solución a todos aquellos alumnos que su capacidad económica se ve limitada a la hora de acceder a una formación. Y es que a través de nuestros cursos, pretendemos ofrecer una formación académica de calidad, siempre con la garantía de un equipo docente que cuenta con la más alta formación académica y una amplia experiencia en formación pero a unos precios económicos.

La inserción laboral de los alumnos es nuestro mejor resultado

Por otra parte, consideramos que la difusión de nuestros resultados es más que evidente tras estos 25 años de formación, mediante la inserción laboral de nuestros alumnos en los diferentes restaurantes que los acogen. Demostrando que hemos sido capaces de solventar los problemas que se presentan en los sistemas educativos a la hora de intentar formar a sus alumnos.

Durante estos 25 años hemos trabajado cuidando al máximo los detalles y para hacer que cada curso sea mejor que el anterior.

El valor de una escuela cercana al alumno

Desde siempre en la Escuela Terra d’Escudella hemos apostado por una escuela cercana y por enseñar una cocina y pastelería donde confluyan técnicas de siempre y de vanguardia. Estos 25 años de experiencia nos permiten adecuar nuestras propuestas educativas a las necesidades de cada momento.

La satisfacción de nuestros alumnos está presente desde las primeras clases. Cumplimos con todas aquellas propuestas que hemos pactado con nuestros alumnos en el momento de su matriculación hasta la finalización de los cursos.

La educación como pilar de la sociedad

Siendo la educación uno de los pilares fundamentales de una sociedad, debe quedar claro que la evolución de las Escuelas es una obligación. El principal interés de aquellos que hemos elegido la formación de nuevos profesionales debe ser siempre poder conseguir una sociedad mejor formada.

Mediante la formación en las Escuelas de Cocina y Pasteleria debemos fortalecer el sentimiento de unión y de identidad de unos profesionales y un oficio utilizando todos los medios disponibles.

No podemos degradar la enseñanza en cocina y pastelería imponiendo un estilo y estrategia de enseñanza que ofrezca un falso señuelo. Engañando o mejor dicho, para auto engañarse, diciendo que aprender cocina y pastelería es algo sencillo. Haciéndola más divertida y más fácil para aquellos que no la conocen, mediante “ridículos” programas de televisión.

El valor de la sociedad de un país es el valor que le da su educación. Esto nunca es fácil ni sencillo.

Una escuela no es sólo lugar. Es un trampolín al futuro. Las nuevas formas de enseñar han cambiado porque han cambiado los alumnos y nosotros debemos ser conscientes de ello.

La transformación educativa

El mundo ha cambiado en estos 25 años y en las escuelas no podemos hacer las cosas igual.

Esta transformación educativa cada vez es más necesaria ante la falta de motivación, asistencia y abandono escolar que sufrimos. No podemos seguir utilizando el antiguo método de la clase magistral y la repetición reiterativa de conceptos para enseñar.

 

El profesor siempre siempre es la clave en la enseñanza

Aún así es importante destacar, que aunque la enseñanza se debe transformar, aplicando nuevas tecnologías, formas de comunicación y de interactuar con los alumnos, la figura de las Escuelas y el profesor sigue siendo clave en el desarrollo  y el aprendizaje de los alumnos, ya que ella es la persona que los guía.

Incluso independiente del sistema elegido de enseñanza, cada vez más es obligado saber que opinan y conocer que podemos compartir con los alumnos.

 

Los puntos fundamentales de nuestra formación

Después de 25 años de enseñanza pienso que existen una serie de métodos que como formadores debiéramos estar obligados a utilizar en el sistema de formación.

  • La utilización de proyectos son fundamentales para su formación. Desarrollar un proyecto individual, que permita al alumno aplicar conocimientos de varias asignaturas y mediante el cual pueda obtener la solución por si sólo a problemas reales.
  • El aprendizaje cooperativo. Es importante que grupos pequeños de estudiantes trabajen juntos y aprovechen al máximo sus conocimientos para cumplir los objetivos exigidos.
  • El aprendizaje basado en problemas. Los alumnos deben ser capaces resolver problemas por sí solos mediante los conocimientos adquiridos.
  • Aprendizaje de servicio: Los alumnos deben darse cuenta que muchos de los conocimientos adquiridos, no sólo les serán prácticos en el trabajo, sino en diversas ocasiones de la vida. Se trata de adquirir conocimientos y competencias para la vida, no solo para el trabajo. Deben adquirí un conocimiento social.

 

Autor: El Director de la Escuela Sergi Meléndez Giner

Editing: Manuela Pirrone

Copyright by

Escuela de Cocina TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, España

93 349 10 19

terrad.es © 2018 v.2.1

2 comentarios en “Terra d’Escudella cumple 25 años

Deja un comentario