montar un restaurante

Los 10 errores más comunes al montar un restaurante y cómo evitarlos

La mayoría de los fracasos al montar un restaurante no suelen ser debido a la falta de conocimientos culinarios.  Aunque es cierto que en muchos casos son insuficientes. Las causas suelen ser debidas a otros motivos que desconocen sus propietarios.

Una buena idea, siempre que sea respaldada por un buen plan de gestión empresarial, acabará, tarde o temprano encontrando una buena financiación.

Cada año son miles los restaurantes que abren y una buena parte de ellos cierran casi siempre por los mismos errores.

Son situaciones en las que se invierte una cantidad importante de dinero, se ponen muchas ilusiones y lo único que se obtiene es desilusión y multitud de deudas, simplemente por no haber tenido el conocimiento necesario a la hora de superar las expectativas de éxito de nuestros clientes.

Con los conocimientos adecuados, los propietarios se podrían dar cuenta, que para que un negocio de restauración salga adelante, no sólo es importante nuestra cocina, ni únicamente el dinero, ni las estrategias comerciales (aunque también son importantes), sino también otros elementos como las personas y el ambiente.

En resumen, aunque a la hora de montar un restaurante muchas veces parezca otra cosa, una formación completa en la persona responsable, es uno de los aspectos más importantes en un negocio.

Antes, durante y después de montar un restaurante, hay que aprender a escuchar los consejos de los demás. Aunque en muchos casos hay que mantenerse firme en las decisiones que se toman.

Montar un restaurante representa una de las aventuras más excitantes que puede imaginarse. Podrá proporcionarle la mayor de las satisfacciones o la más horrible de las pesadillas. Eso dependerá de sus conocimientos y la manera de aplicarlos.

Historia de un matrimonio que quería montar un restaurante

Os presento a Juan y María, un matrimonio que se puede considerar tradicional. En un momento de crisis económica y personal, tienen que replantearse sus vidas profesionales y lo hacen decidiendo venderlo todo. Dejar sus trabajos y usar su casa de herencia familiar, para montar una atractiva casa rural en su pueblo de origen. Ya que se trata de un pueblo con mucho pasaje de gente y entornos idílicos.

El dinero para el proyecto proviene de la venta del piso, más un pequeño crédito en caso de necesidad.

Pueden contratar a una persona del pueblo, a tiempo parcial, para ayudar en cocina y atender a los clientes. Será un proyecto que no generará ni estrés ni problemas familiares y que pertenezca a la familia. ¿O no?

Montar un restaurante: la realidad más allá de los sueños

El presupuesto calculado inicialmente en la adecuación de la casa se dispara espectaculármente debido a la exigencia de normativas y equipamientos que Juan y María desconocían por completo.

Al desconocer el oficio no consiguieron encontrar proveedores adecuados. Además, la mayoría aprovecharon su desconocimiento, para poner precios más altos que los previstos.

La previsión de ocupación tampoco coincidió con sus suposiciones. Estaba demasiado lejos de la estación de esquí y el desplazamiento era complicado, y en verano, la gente prefería pasar sus vacaciones en la playa. La ocupación en las otras épocas del año era imprevisible.

La poca formación de María y la dificultad de encontrar personal preparado, provocaron un aluvión de críticas en las redes sociales, que acabaron con los pocos clientes que tenían, ya que no pudieron superar sus expectativas de éxito

De que ha sido víctima nuestro matrimonio? Simplemente de los errores más comunes al montar un restaurante. A veces nos olvidamos que emprender en sí mismo es un oficio.

Los 10 errores más comunes a la hora de montar un restaurante

Entre estos errores que suelen repetirse en la mayoría de los casos al montar un restaurante:

  1. No Basta con ser una buena persona y cocinar bien: seguramente tus amigos y familiares halagarán todos los platos que preparas en casa. Incluso algún torpe con buena voluntad, te recomendará que abras un restaurante. Pero alguna vez has cocinado platos completamente distintos para mucha gente que lo quiere todo listo y perfecto y que te juzga por ello?
  2. No controlar bien los gastos e ingresos: son muchos los que piensan llenar el restaurante a través de precios más baratos que la competencia. Pero sin un conocimiento de la realidad de tus gastos, montar un restaurante es imposible. Debes conocer y controlar los gastos fiscales, impuestos y tributos, gastos de personal, alquileres, suministros, adquisición, reparaciones y amortizaciones de activos fijos, así como todo lo relativo a la compra de alimentos y bebidas. 
  3. No cuidar a tu personal: si te olvidas de tener un buen personal, el negocio ya comienza mal. La implicación del personal en un restaurante es un factor fundamental y un elemento que te distinguirá de la competencia. Los conocimientos en Recursos Humanos permitirán que conozcas unos factores muy importantes. La formación continua, la motivación, las emociones, etc.
  4. No realizar tareas de marketing: el marketing es un proceso diario y sin interrupciones. Solo terminarás de hacer marketing cuando cierres el negocio. ¿Qué propuestas de Marketing tienes en mente? ¿Sabes como es un buen logotipo? ¿Sabes cómo hacerte publicidad? ¿Has pensado qué gasto vas a tener por la ayuda de un asesor?
  5. Desconocer las redes sociales. A fecha de hoy las redes sociales e Internet impulsarán tu éxito. Es un error olvidar las redes sociales, porque te olvidarás de tus clientes. En la actualidad todo el mundo está, de una u otra forma, en las redes sociales.  Deberás formarte para captar clientes a través de estos medios o asumir que en tu equipo debe participar también un profesional de internet para montar un restaurante destinado a sobrevivir a los cambios.
  6. Ofrecer una mala carta. Otro error fatal y más extendido de lo que sería deseable. Muchos restaurantes intentan llegar a muchos clientes elaborando una carta excesivamente extensa. Los resultados son desastrosos. Es imposible controlar las compras, las preparaciones y las salidas. Multitud de productos y proveedores que complican la administración de cocina y de la empresa. A la hora de montar un restaurante especialízate en un producto o en una idea y deja las demás para la competencia.
  7. Descuidar tu ambiente. La comida queda afectada por otros elementos que crean la experiencia de comer. La decoración, la vajilla, la música, la luz, etc. Debes crear un espacio cómodo y con personalidad. De esta forma, mejorarás tu comida y crearas en los clientes la necesidad de volver. La ambientación no es secundaria a la hora de montar un restaurante, debe ser una parte de ti y debe estar en consonancia con el estilo del negocio.  Sois el mismo concepto.
  8. No tener tu plan de negocio. Debes planificar los resultados esperados a corto, medio y largo plazo. Esto te permitirá saber si la realidad coincide con la ficción y ajustar los detalles antes de que no puedas controlarlos y te superen. La planificación no solo facilita la rentabilidad, sino que minimiza los daños y permite mantener una calidad estándar en tu negocio.
  9. Descontrol del inventario. ¿Sabes lo que tienes o solo te lo imaginas? La mala gestión del inventario provoca pérdidas económicas que destruirán tu negocio. Debes controlar los procesos de compra y mantenimiento. Debes conocer todo aquello que tienes en almacenes o cámaras y los productos que ya no se usan, en mal estado o caducados, etc…
  10. No saber dominar tu carácter y la reputación de tu negocio. Tu carácter afectará directamente a tus empleados y a tus clientes. Tu carácter afectará directamente a la mala reputación de tu negocio. El trabajo diario en un Restaurante genera mucha presión y muchos nervios. Deberás controlarlos. Montar un restaurante significa tanto gestionar un equipo de cocina como los clientes y su opinión.

En fin ¿Has pensado cuál es el motivo por el que quieres montar un Restaurante? Acuérdate que montar un restaurante es un verdadero trabajo, hay que estar preparado y comprometido por no caer en estos errores, en eso te pueden ayudar los cursos profesionales de gestión de cocina y restaurante.

Montar un restaurante una aventura emocionante solo si estarás dispuesto a entregarte verdaderamente a esta profesión.

Autor: Sergi Melendez Giner – director de la escuela

Editing: Manuela Pirrone

Copyright by

Escuela de Cocina TERRA D’ESCUDELLA

Bofarull, 46

08027 Barcelona, España

93 349 10 19

terrad.es © 2018 v.2.1

Deja un comentario